Miércoles 26 de diciembre de 2018

Corrida de los Viejitos Pascueros se tomó Gran Avenida en su versión N°12

Iniciativa que se ha convertido en una tradición, donde participan, abuelitos, niños, padres con sus hijos en coche y hasta mascotas en esta nueva versión de esta navideña y saludable actividad.

El pasado viernes 21 de diciembre a eso de las 20:30 horas en su versión número 12 y con la participación de miles de vecinos y de todas las edades; se efectuó con gran éxito la gran Corrida de Viejitos Pascueros, en el frontis del Edificio Consistorial, ubicado en el Paradero 24 de Gran Avenida; pleno barrio cívico.

Cabe señalar que esta atlética tradición navideña, parte por una iniciativa de nuestro Alcalde, Santiago Rebolledo, a través del Departamento de Deportes y Recreación Municipal, donde la familia cisternina pudo disfrutar de esta particular y saludable actividad, que como cosa singular no es de competencia, sino que participativa, puesto que ayuda a fortalecer los lazos entre autoridades, vecinos y más aún permite crear un ambiente navideño distinto, donde florece la paz, el amor, la unidad familiar y principalmente la convivencia junto a un verdadero espíritu navideño, apuntando al nacimiento del niño Jesús y no al consumismo.

Por su parte nuestro Alcalde, Santiago Rebolledo, se mostró muy conforme al ver que cada año son cada vez más los interesados en participar, señalando “En el momento que inicié esta gestión, siempre tuve la convicción de que en la comuna se pueden hacer cosas distintas, que involucre a los vecinos, mejorando la convivencia y la calidad de vida", señaló de manera taxativa. Además añadió: "Este tipo de actividades busca la práctica deportiva e incentiva a los vecinos a tener una navidad basada en la unión en el núcleo fundamental de la sociedad como lo es la familia; haciendo un claro llamado a evitar el consumismo y apuntando al verdadero espíritu de la navidad durante estas fechas”, concluyó.

Finalmente, los participantes se fueron felices de esta navideña actividad, ya que fuera de llevarse grandes premios por su participación, como bicicletas, pelotas de fútbol, equipos de música, entre otros; pudieron fotografiarse con el propio viejito pascuero que cada tarde alimentó el espíritu de cada niño y de la familia cisternina en el árbol de navidad, ubicado en un costado del escenario Municipal. Paradero 24 de Gran Avenida.